Banco Popular, Barclays y Kutxabank suben sus comisiones de mantenimiento de cuentas corrientes

greedAnalizando los libros de tarifas de las entidades financieras encontramos que tres bancos han subido sus comisiones por mantenimiento de cuentas corrientes, es decir, aquella comisión que cobran al consumidor por tener una cuenta corriente abierta, en la que le incluyen varios servicios bancarios, como es la retirada de efectivo y realizar apuntes en cuenta. Es una de las comisiones más habituales y que en el año 2013 las entidades aumentaron su precio un 29,42% con respecto a 2012. Ahora, Banco Popular, Barclays y Kutxabank han incrementado esta comisión, llegando incluso a los 120 euros anuales.

Banco Popular ha actualizado su libro de tarifas, en donde aparece una comisión de mantenimiento de sus cuentas corrientes y de ahorro de 30 euros trimestrales, es decir, 120 euros en comisiones en total a final de año. Aunque dicen que este cobro depende de ciertas bonificaciones por las características del titular, la tipología de las operaciones y el saldo medio; es exactamente el doble de la comisión que cobraba hasta hace unos meses este banco, que era de 60 euros anuales.

Por su parte, la Cuenta Corriente Barclays tiene una comisión de 100 euros anuales (25 euros cada trimestre) en el caso de que no se sea cliente Premier, esto es, tener un saldo por un importe mínimo de 100.000 euros en productos de ahorro o inversión o tener domiciliada una nómina o ingresos recurrentes por un importe mínimo de 5.000 euros mensuales. Si el consumidor es un cliente Premier, estará exento de pagar esta alta comisión de mantenimiento. Pero, ¿quién cobra una nómina de 5.000 euros?

Otra entidad que ha incrementado su comisión de mantenimiento es Kutxabank. De los 36 euros que cobraba a finales de 2012, encontramos ahora en 2014 una comisión anual de 60 euros. De esta forma, la entidad se suma a la tendencia del resto de bancos que también cobran una comisión de 60 euros por el mantenimiento de sus cuentas (Banco Santander, Ibercaja y Banco Sabadell).

Defienda sus derechos y negocie las comisiones

Los bancos tienen libertad para establecer los precios de las comisiones puesto que no hay ninguna regulación que las limite, pero sí que tienen la obligación de notificar al usuario estos cambios con al menos dos meses de antelación antes de su aplicación. Esta comunicación se debe de realizar de manera individualizada a través de un soporte duradero como una carta, mensaje de texto o email. En el mensaje se debe especificar de manera clara que el usuario tiene derecho a resolver el contrato de forma inmediata y sin coste alguno antes de la fecha propuesta para la aplicación de las modificaciones en caso de no estar de acuerdo con las nuevas condiciones.

Ante estos cambios, el consumidor puede hacer valer sus derechos de dos formas:

  • Acercarse a su sucursal bancaria para negociar con la entidad las nuevas condiciones y exigir, como mínimo, que se mantengan las que contrató en su momento o puede aprovechar para intentar mejorarlas.

  • Anular todos los contratos y cambiarse de banco sin ningún coste si lo realiza antes de la fecha propuesta para la aplicación de las modificaciones.

En caso de que el consumidor detecte una comisión por un servicio que no ha solicitado o por un servicio que no han realizado o que le han cobrado dos veces por una misma operación, debe reclamar inmediatamente la devolución de esa cantidad en el Servicio de Atención al Cliente o acudiendo a su sede de ADICAE más cercana.

Un Comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *