Detectadas una docena de prácticas abusivas cometidas por empresas de telecomunicaciones

stockADICAE ha recopilado las principales consultas y quejas que llegan cada día a cada una de las sedes de la asociación en lo relativo a servicios de telecomunicaciones. En total, se han detectado una docena de tipos diferentes de abusos a los consumidores que dejan este sector del consumo como uno de los más problemáticos.

El primer abuso de estas compañías es la dificultad de que el consumidor pueda poner una reclamación en sus Servicios de Atención al Cliente, que son de difícil acceso, ineficaces y limitados a lanzar ‘balones fuera’ que obligan a los usuarios a acudir siempre a asociaciones de consumo y esperar al menos cuatro o cinco meses para poder obtener respuesta a sus agravios.

Los siguientes atropellos más frecuentes tienen que ver con los problemas técnicos, como cortes en el servicio, conectividad limitada o nula sin motivo aparente o contratación de una determinada velocidad de Internet que luego no es la disponible. A esto hay que sumar, además, las recientes quejas por la pésima calidad de los teléfonos móviles y los routers.

Pero los abusos que más se repiten en las sedes de la asociación tienen que ver con todo lo relacionado con los problemas de facturación, sobrecostes, penalizaciones… Muchas de las consultas se refieren al cobro desproporcionado que efectúan las empresas por que un cliente se dé de baja antes de cumplir el compromiso de permanencia. Los abusos que se registran en cuestión de portabilidades también son significativos, en donde recordamos que España es uno de los países en los que más difícil es cambiar de compañía telefónica por los múltiples impedimentos que ponen las compañías.

Otros sobrecostes desproporcionados detectados por la asociación tienen que ver con comisiones abusivas por devolución de recibos, el cobro por enviar la factura telefónica en papel, la facturación de servicios premium y tarificaciones adicionales por servicios que no han sido solicitados por el cliente o el más evidente: la compañía tiene la costumbre de quedarse siempre con el saldo que queda en el caso de que caduque la tarjeta de los teléfonos prepago.

La gestión del recobro de facturas por parte de las empresas de telecomunicaciones también se ve salpicada por múltiples abusos, como las llamadas a horas intempestivas o las irregularidades en las refacturaciones; pero hay uno que sobresale especialmente: la casi inmediata inclusión de aquellos consumidores con supuestas facturas pendientes en los registros de morosos. La mayor parte de las apariciones de consumidores en estos registros, de hecho, tienen que ver con facturas telefónicas.

ADICAE, por motivo del proyecto ‘Consumidores 2014: retos y mejoras en sus derechos a la hora de contratar y en su defensa colectiva‘, que cuenta con el apoyo del AECOSAN, está realizando diferentes talleres sobre cláusulas abusivas y contratación a distancia por toda España, además de realizar una Campaña de Orientación al Consumidor sobre sus derechos en los suministros; para consultar fechas, lugares y horarios, entre en la sección de ‘Actividades‘ de este mismo blog. También se difundirá un catálogo de cláusulas abusivas en el sector financiero y en servicios de interés general, así como de las vías judiciales y extrajudiciales de reclamación para que los consumidores puedan ejercer sus derechos y hacer frente a los abusos de las grandes empresas.

4 comentarios

  1. Otro timo muy habitual es cobrarte por cosas que ni siquiera te instalan o te hacen falta. Con las nuevas conexiones de fibra, la telefonía se realiza por VozIP a través de la propia fibra, por lo que pagar 18€ de alquiler de linea es innecesario, incluso mantener una linea asociada a la conexión de internet es innecesario. El ADSL si que requiere una linea telefónica de pares de cobre, pero las de fibra óptica no.

  2. Cansado del acoso al que estoy siendo sometido por las llamadas incluso en fin de semana y festivos, además de noche, y todo por una factura que dicen que debo de 250€ de un terminal que me llevé pagando durante la permanencia. Después de hacer portabilidad con su consentimiento por fin de permanencia, me pasan por el banco una factura de casi 100€ a los 2 meses, diciendo que es por bajada de datos, la reclamo al banco, que me la devuelve y ya comienza el calvario, hasta con cartas amenazando con juzgados y asnef .etc…
    ya ni les cojo el teléfono al que por cierto después de llamarte mil veces, mil veces que nadie contesta al descolgar. DE LOCOS. ES ORANGE

  3. creo que debería de ser obligatorio que cuando te hacen una oferta, antes de que te realizan la grabación, deberían de mandarte la por correo electrónico así se evitaría el siguiente caso ocurrido con ORANGE.
    Después de pedirle oferta por 2 potabilidades, me proponen cambiar el ADSL+FIJO+MOVIL, que ya tenía con ellos a la tarifa Canguro ahorro, con objeto de que me saliera más barato las 2 potabilidades. Hablo con Orange y me ofrecen un buen precio y 2 teléfonos móviles a coste cero gama media. Acepto y a continuación me piden que haga la grabación. La efectuo, y a continuación la persona que me atendió y me hizo la oferta, me dice que para el tema de móviles me pasará con otra compañera. Cuando hablo con su compañera esta me dice que los móviles no son gratis, le respondo que eso no es lo acordado y por tanto que borren la grabación que acabo de hacer. Me dice que de acuerdo. Esto ocurrió un viernes a última hora. Llamo el lunes para que borren la grabación del viernes y me dicen que de acuerdo, pero el miércoles haciendo otra gestión en una tienda ORANGE, me comunican que no han anulado la grabación y me han cambiado de tarifa. Llego a casa llamo a ORANGE y me dicen que para anular la grabación realizada con engañar, tengo que pagar 130€.
    Esta forma de actuar debería evitarse si obligarán a mandar, antes de hacer la grabación, las ofertas escritas por correos y remitirse la tú firmada.
    Haber si podemos evitar los abusos y engaños de este tipo de compañías.
    Un saludo.
    Alejandro Escobar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *