imagen

La masiva participación de los consumidores de servicios financieros en las manifestaciones del 15 de octubre vuelve a dejar claro que la ciudadanía ha dicho “basta ya” ante los abusos del sistema financiero y político, clamando por una mayor democratización de los mismos.

En un grito ensordecedor que los poderes políticos y financieros no deberían pasar por alto la ciudadanía volvió a clamar, el 15 de octubre, contra los culpables de la lamentable situación económica y social que atraviesa no ya solo España, sino todo el planeta. Fue la primera manifestación global de la historia de la Humanidad, que se desarrolló de manera simultánea y pacífica –salvo incidentes aislados- en más de 1.000 ciudades de todo el globo terráqueo.

Fueron unas movilizaciones en las que ADICAE, colaboradora en la organización de muchas de las manifestaciones que se desarrollaron en España, participó de manera activa, firme y decidida. Tal y como indicó el presidente de ADICAE, Manuel Pardos,  “si la indignación con los políticos es enorme, con el sistema financiero, las cajas y los bancos es infinita”.

ADICAE continuará aportando toda su experiencia en defensa de los consumidores frente a la Banca y el sector financiero, en una convocatoria cuyo lema “Unidos por un cambios Global. No somos mercancía en manos de políticos y banqueros” reflejó una crítica a los poderes financieros que dictan la política a medida de sus intereses y en contra de la ciudadanía.

La Plataforma Hipotecaria de ADICAE, los colectivos de estafados por cláusulas suelo y otros productos abusivos en sus hipotecas, los afectados por los múltiples fraudes al ahorro popular de los últimos años y en general el conjunto de socios de ADICAE acudieron en grupo a cada manifestación desde los locales de la Asociación en cada ciudad.

Entre los motivos de los consumidores para participar en las movilizaciones se encuentran, entre otros:

Porque una familia necesita una casa

En propiedad o en alquiler. Más de 350.000 familias han sido desahuciadas desde que comenzó la crisis, pero tendrán que seguir pagando su hipoteca. Empresas y bancos especulan con la vivienda, que ya no es un derecho, sino un negocio. En el mundo existen 100 millones de personas sin hogar.

Bajo el lema “¡Stop embargos hipotecarios!” ADICAE reivindica la necesaria implantación de una Moratoria Hipotecaria en España, como solución a los graves problemas de los consumidores hipotecados en riesgo de perder su vivienda. Para ello ADICAE está impulsando una propuesta de moratoria hipotecaria, que se dirige a aquellas personas con un préstamo o crédito hipotecario para su vivienda habitual que se encuentren en dificultades económicas que les impidan afrontar los pagos.

El objetivo es que, durante al menos tres años, se suspendan el pago de las cuotas (incluidos los intereses) o ajustarlas a su capacidad de ingreso. De esta forma, se impiden los procedimientos de ejecución hipotecaria que dan lugar a los embargos, durante ese periodo. Esta moratoria, que está recibiendo el apoyo de múltiples organizaciones sociales, será una clara y concreta exigencia al Gobierno en el marco de las manifestaciones convocadas en toda España.

Porque la Banca siempre gana

Se llevan a precios de saldo las cajas de ahorros después de que se han inyectado más de 21.500 millones de todos los españoles. Nos meten en la crisis, reciben dinero barato y ayudas públicas y se reparten beneficios y retribuciones escandalosa. Rodrigo Rato ganará 10’15 millones al año como ejecutivo de Bankia.

ADICAE exige el impulso de mecanismos para exigir responsabilidades a los ejecutivos y directivos de entidades bancarias que hayan solicitado o soliciten ayudas públicas, a aquellas entidades financieras que hayan expropiado el derecho a la vivienda digna a los trabajadores en paro y a los 2 últimos Gobernadores del Banco de España por connivencia con los poderes financieros y dejación de funciones de un puesto público.

Porque queremos recuperar nuestra soberanía

Los poderes financieros provocan la crisis de la que están obteniendo espectaculares beneficios. Esos poderes marcan la hoja de ruta de los gobernantes para imponernos recortes. En España, nuestros responsables políticos han reformado la Constitución, con urgencia y sin transparencia, en un bochornoso ejemplo de sumisión.

ADICAE plantea la necesidad de un cambio de las instituciones públicas de control financiero, más abiertas, plurales y democráticas, y un cambio del sistema financiero que debe ser para la sociedad.

Porque tu pensión no es millonaria

Mientras los gestores de los bancos y cajas causantes de la crisis se aseguran pensiones millonarias, aprueban una reforma para que el resto trabajemos más años y cobremos menos. Mediante falsas alarmas sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones se incentiva completar la jubilación con planes privados, gestionados por ‘los mismos’ que nos han arruinado.

ADICAE pide protección al ahorro de los trabajadores y la eliminación de privilegios para las inversiones a las rentas más altas

De esta forma, cientos de miles de afectados por el descontrol y abuso de la banca, una realidad que constituye un núcleo de las reivindicaciones del movimiento 15M, han exigido en las calles una reforma radical del sector financiero y medidas para los consumidores: la imprescindible y ya urgente reforma de la legislación hipotecaria, la paralización inmediata de los embargos hipotecarios y del expolio de las cajas de ahorros, así como una respuesta eficaz de las instituciones a los graves problemas generados por la permisividad hacia el sector financiero son algunas de las exigencias de los colectivos de ADICAE este pasado sábado, bajo el prisma general de reivindicar un sistema financiero al servicio de los ciudadanos y consumidores y no al contrario.

En definitiva, el 15 de octubre ya ha pasado a la Historia como el primer día en el que la Humanidad se unió masivamente para decir “¡STOP!” a los abusos del sistema financiero, porque no queremos seguir siendo mercancía en manos de políticos y banqueros.