El presidente de ADICAE, Manuel Pardos, fue el encargado de inaugurar el trabajo de la Subcomisión de Estudio y posible Reforma del Sistema Hipotecario español. Pardos insistió en la necesidad de paralizar los embargos durante al menos tres años, como primera medida antes de iniciar cualquier otro tipo de actuación. Además, también es preciso reformar la Ley Hipotecaria, que se facilite el concurso de acreedores de las familias hipotecadas y la necesidad de implantar una dación en pago ‘española’, entre otras cuestiones.

imagen

El presidente de ADICAE, Manuel Pardos, inauguró el 13 de julio los trabajos de la Subcomisión de Estudio y posible Reforma del Sistema Hipotecario español. En una comparecencia de algo más de 90 minutos de duración, Pardos exigió a esta Subcomisión que acelere sus conclusiones “para que puedan tomarse medidas inmediatas que alivien a los hipotecados”.

Los seis meses fijados por este organismo para conseguir conclusiones estables pueden ser demasiados, especialmente si hay un adelanto electoral que las invalide. No obstante las primeras impresiones son buenas, ya que los diputados presentes en la primera reunión se mostraron “muy receptivos y abiertos a escuchar propuestas”, asegura el presidente de ADICAE.

Las conclusiones deben acelerarse para calmar la dramática situación que viven por lo menos un millón de familias hipotecadas y en riesgo de desahucio. Por ello ADICAE reclamó ante la Subcomisión –tal y como lo ha hecho en la ILP recientemente presentada ante el Congreso– una moratoria de tres años, como mínimo, por la que se paralicen los embargos hipotecarios. Esta debe ser la primera medida que tome el Gobierno antes de aplicar cualquier otra, si se quieren solucionar realmente los problemas de los hipotecados españoles.

Impulsar cambios legislativos es urgente

“La Ley Hipotecaria actual está obsoleta y es necesario y urgente que se cambie, tanto para el sistema financiero como para las familias”, asegura el presidente de ADICAE que, además, ha abogado por “una dación en pago a la española” bien regulada y “no universal”, sino atendiendo a ciertos requisitos, indicando además que los argumentos que expone la Banca para negarse a ella son burdas falacias, porque se trata de una medida que “no sólo es posible, sino necesaria desde el punto de vista social, político y económico”.

Además, ADICAE también planteó en esta Subcomisión la incorporación a la Ley Concursal de una Disposición Adicional que detalla el procedimiento a seguir en los casos en que un consumidor se enfrenta a la imposibilidad de hacer frente a sus compromisos financieros, en los que la hipoteca juega un papel decisivo. Una propuesta que ADICAE ya trasladó en abril a todos los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados.

La Subcomisión tiene previsto entregar sus conclusiones en diciembre, tras revisar cuestiones como las cláusulas abusivas de las hipotecas, las ejecuciones hipotecarias o la dación en pago.